Flamenco en Málaga
  Administrador

0 Mis poemas dedicados


« VOLVER AL INDICE

Mil  élitros   tronchados
el  campo   encierra
y  un   ciruelo  talado
grana  la  tierra.  

    Sobre  tu  piano
    silencio  de  sol  mudo
    y  aire  callado.

Lo  que  cayó  sin  vida
no  es   Federico.
Él    se    quedó  en  la  elipse
pura  del  grito.

    Inacabado
    dibujo   de  paloma
    bebió   en  tu   mano.   

Fuente   Grande  que  llevas
agua  a  Granada...
Ainadamar...Su  duende
vive  en  el  agua

    profunda   y  clara,
    ¡oh,    manantial  eterno
    de  la  palabra!

Recogido en la Revista Calas 27, Año 1998, Revista Homenaje al Centenario del nacimiento del poeta.

Desde El Garitón, esta humilde barraca que soporta mis bajones y me devuelve verdor por lágrimas. Mariví Verdú.

« VOLVER AL INDICE